El número de madres solteras por elección -las que han recurrido a esperma de donante para conseguirlo- ha aumentado en un 238 % en Valencia desde 2012.

Son datos aportados ayer por el Instituto Valenciano de Infertilidad, IVI, que establecen que en cinco años se ha duplicado el número de mujeres que se han sometido a un tratamiento de inseminación artificial para ser madres a falta de un progenitor varón.

Según el IVI, el perfil de estas mujeres que apuestan por la maternidad en solitario es el de una mujer de 39 años, residente en València y que ha conseguido quedarse embarazada en la mayoría de los casos (en el 59% de ellos) a través de la técnica de la inseminación artificial.

[ratings]