Factor tubárico en la esterilidad femenina

Factor tubárico en la esterilidad femenina
5 (100%) 2 votos

Las trompas de Falopio cumplen una función importante en la reproducción humana,  ya que permiten el desplazamiento de los espermatozoides desde el útero hasta el óvulo para que se de la fecundación. Se encargan de captar el óvulo maduro en el momento de la ovulación y transportarlo. Una vez producida la fecundación, gracias a las trompas, el embrión formado es transportado hasta el útero donde será implantado correctamente.

Para tener éxito en todas estas funciones, es imprescindible que las trompas sean permeables y estén activas, es decir que no estén obstruidas. Hay ocasiones en las que una de las trompas está obstruida. En este caso se podrá lograr un embarazo natural. Si estuvieran ambas obstruidas existiría una infertilidad ya que el espermatozoide y el óvulo no podrían encontrarse en las trompas, y por tanto no se daría la fecundación.

Aproximadamente en un 40% de los casos, la esterilidad es de causa femenina, y dentro de ésta, en un 30-35% de los casos corresponde a patología tubárica. Cualquier lesión en la pared de las trompas o adherencia en la cavidad abdominal podría dificultar tanto el desplazamiento de los espermatozoides como la captación del óvulo, dificultando el embarazo.