Las técnicas de reproducción asistida son las más adecuadas para aquellas mujeres que han sufrido un cáncer y quieren ser madres. Según un estudio realizado por la Clínica Eugin se ha demostrado que la tasa de embarazo de estas es similar a la de mujeres que no han pasado por esta enfermedad cuando se someten a un tratamiento de fecundación in vitro.

Los tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia pueden perjudicar la fertilidad, dañando el útero o provocando una disminución de la reserva y calidad de los ovocitos y, por ello, para el estudio seleccionaron a 172 pacientes que se habían curado de un cáncer mediante alguna de estas técnicas, incluyendo cirugías y trasplantes de médula ósea, y que posteriormente acudieron a la clínica para realizar un tratamiento de fertilidad.

Los resultados mostraron una tasa de embarazo del 40,1 % en el primer intento, de los cuales el 28,5% dio lugar al nacimiento de un bebé, siendo este dato “muy similar” al de mujeres que no han sufrido un cáncer y optan por la reproducción asistida con óvulos de donante.

[ratings]